viernes, 31 de diciembre de 2010

Y se acaba.

Se está convirtiendo en una bonita -o fea, según se mire- tradición que el último día del año me siente a escribir completamente borracho y con la música atronando. Hoy toca La Polla, el último año creo que la BSO de este momento la pusieron The Blues Brothers...-.
Ni siquiera me voy a molestar en hacer un resúmen, una pasada voladora ni nada por el estilo sobre el año que termina. Ha sido un año cojonudo y por eso, por encima del alcohol -que, no nos engañemos, tampoco ha sido tanto de momento-, está la euforia que provoca la esperanza de que 2011 sea, como mínimo, la mitad de bueno que 2010.
Gracias a todxs lxs implicadxs por ayudarme a superar un año que empezó de culo y con el mojón asomando, porque era imposible que acabase más arriba de lo que ha acabado.
Sin ustedes no lo habría conseguido jamás.
Se os quiere y ustedes lo sabéis.
Feliz salida y mucho mejor entrada. Que todo siga siendo hacia arriba.
Abrazos. Todos los del mundo.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Pasando frío.

Así voy a terminar 2010. En mi alcantarilla, con las humedades, un olor nauseabundo y un frío que jode.
Y aún así, si no lo digo reviento: se va a terminar el que ha sido, con mucha diferencia, el mejor año de mi vida.

martes, 28 de diciembre de 2010

No pierdo el tiempo - Boikot

 

Bonito país donde me toca vivir, maldito lugar,
las noticias distorsionando toda la verdad,
así es el veneno,de sus palabras
tenlo muy claro, ¡¡¡no creas nada!!!

Detenciones absurdas, titulares de prensa, acusaciones sin probar...
el arma secreta que utiliza el estado es el de manipular,
así es el veneno, de sus palabras
tenlo muy claro, ¡¡¡no creas nada!!!

No cambiaran mis ideas ni mi opinión,
no pierdo el tiempo en pedir perdón.
No cambiaran mis ideas ni mi opinión,
no pierdo el tiempo en pedir perdón.

Los gobiernos apuntan ,la prensa dispara
ellos te dicen a quien vas a odiar:
por un lado los buenos, nosotros los malos
¡¡¡si te han señalado la puedes cagar!!!
Así es el veneno de su palabras
tenlo muy claro ¡¡¡no creas nada!!!

No cambiaran mis ideas ni mi opinión,
no pierdo el tiempo en pedir perdón.
No cambiaran mis ideas ni mi opinión,
no pierdo el tiempo en pedir perdón.

Boikot.

Rata sin rumbo.


Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige el bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver tele-concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida... ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?

Renton (Ewan McGregor). Trainspotting.

¿Cuándo se elige todo esto? Y lo que más empieza a preocuparme... ¿qué es lo que se supone que he elegido yo? De momento he elegido, al parecer, no enterarme de nada y que todo siga ocurriendo a su ritmo. Una especie de libre albedrío. ¿Ha sido la mejor elección? Hasta hace escasas horas pensaba que sí sin duda, pero después me he dado cuenta de que me estoy separando de gente a la que quiero mucho y de que quizá debería madurar y sentar la cabeza. Y entonces sí, elegir la vida, elegir una familia, elegir un televisor grande que te cagas...
Tengo claro por qué aro no quiero pasar, pero también tengo la sensación de que se me empieza a echar el tiempo encima con según qué asuntos. Además de una muy desagradable impresión de tiempo perdido que ya no voy a recuperar jamás.
Es como si de pronto me estuviese arrepintiendo de haber echado de mi vida a según qué gente. Y es muy desagrdable.
¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?

lunes, 27 de diciembre de 2010

Llámame Parker.



Este es el último corto -serio- en el que he currado. Me siento tela de orgulloso y de satisfecho con cómo ha quedado y, sobre todo, de haber sido parte de esta historia.
Da gusto embarcarse en proyectos así.
A gusto.

domingo, 26 de diciembre de 2010

Escarcha en los bigotes.

Hace frío aquí abajo, y no sé si será cosa de la humedad o qué coño, pero me sale vaho del hocico cada vez que respiro. Creo que mañana cuando despierte tendré escarcha en los bigotes. Y también creo que mañana cuando despierte será un día más. O un día menos, según se mire.
El caso es que volverá a salir el sol, como todos los días. Es el momento preciso en el que me doy cuenta de que no soy nada, pero nada de la buena, que uno tiene su orgullo.

Heroin - Lou Reed


I don't know just where I'm going
But I'm goin' to try for the kingdom if I can
'Cause it makes me feel like I'm a man
When I put a spike into my vein
Then I tell you things aren't quite the same

When I'm rushing on my run
And I feel just like Jesus' son
And I guess I just don't know
And I guess that I just don't know

I have made big decision
I'm goin' to try to nullify my life
'Cause when the blood begins to flow
When it shoots up the dropper's neck
When I'm closing in on death

You can't help me not you guys
All you sweet girls with all your sweet talk
You can all go take a walk
And I guess I just don't know
And I guess I just don't know

I wish that I was born a thousand years ago
I wish that I'd sailed the darkened seas
On a great big clipper ship
Going from this land here to that
I put on a sailor's suit and cap

Away from the big city
Where a man cannot be free
Of all the evils in this town
And of himself and those around
Oh, and I guess I just don't know
Oh, and I guess I just don't know

Heroin, be the death of me
Heroin, it's my wife and it's my life
Because a mainer to my vein
Leads to a center in my head
And then I'm better off than dead

When the smack begins to flow
Then I really don't care anymore
About all the Jim-Jims in this town
And everybody putting everybody else down
And all of the politicians makin' crazy sounds
All the dead bodies piled up in mounds, yeah

Wow, that heroin is in my blood
And the blood is in my head
Yeah, thank God that I'm good as dead
Ooohhh, thank your God that I'm not aware
And thank God that I just don't care
And I guess I just don't know
And I guess I just don't know

Lou Reed.

martes, 21 de diciembre de 2010

La tolerancia de la democracia.

Hoy ha sido ilegal pasar más de dos veces delante de la puerta del congreso a partir de las 20:30. Yo me he asomado desde mi alcantarilla, porque hoy se votaba la Ley de Economía Sostenible -más conocida como Ley Sinde- que se pasa por el arco del triunfo la presunción de inocencia de Internet y que permite al Ministerio de Cultura cerrar webs así por las buenas sin juicio previo ni nada.
Y así de democráticos nos quieren nuestros políticos. No es nada que no hiciese el PP antes, lo de echar a la gente del Congreso, quiero decir, pero en este caso nos han echado DE LA PUERTA del edificio donde se reúnen los órganos de representación de los ciudadanos. Muy surrealista.
Tan surrealista como lo que he tenido que escuchar de boca de dos policías, que me ha dejado en un estado mezcla de shock y miedo: lo primero ha sido una advertencia a un chaval, la advertencia de que se andase con ojo que ya era la segunda vez que le veían pasear por allí. La segunda ha sido cuando a un grupo de unas veinte personas nos han amenazado con multarnos por concentración ilegal. Sí, 'concentración ilegal', eso a lo que se referían las leyes franquistas para reventar cualquier reunión de más de tres personas. El tío Paco, el señor ZP, Aznar en su día... ¡¡qué tolerante es nuestra democracia!! Por cierto, también nos han pedido “amablemente” que nos identificásemos. Se han debido dar cuenta de que la ciudadanía es peligrosa y se han acojonado.
Y el caso es que todo esto no deja de ser patético. Por la huelga general vi mucho menos revuelo, pero creo que por otra parte demuestra que si queremos podemos movernos y hacer mucho ruido. Querían aprobar una ley sin debate previo, y ahora resulta que la ley está en portada de todos los periódicos. Que se jodan. Si esta es la izquierda de ZP prefiero sin duda a la derecha rancia de Rajoy & Co., que al menos vienen de cara y tienen claro lo que son.
De todos modos lo que más me preocupa es que una vez más se haya expulsado al pueblo del Congreso. Es tan ridículo... es tan... ¡preocupante!
Vaya democracia tenemos. Y sin movernos del sofá.
¡Ah! Y a todo esto... la Ley Sinde, ¡RECHAZADA!


Pd: otra ronda de momentos lamentables: para decidir sobre tecnología, se ha votado a mano alzada. Durante la votación ha sonado el móvil de muchos políticos porque son tan impresentables que no se les ocurre ni apagarlo, empezando por el presidente de la comisión. En dos ocasiones durante la votación han perdido el rumbo de qué enmiendas eran transacionales y qué enmiendas no lo eran. A mitad de la retransmisión en directo, el vídeo se ha ido así, por las buenas.
Sigo repasando #leysinde en Twitter porque estoy leyendo cosas francamente graciosas sobre todo lo que ha pasado hoy a este respecto.

Ezequiel: 25, 17




El camino del hombre recto esta por todos lados rodeado por la injusticia de los egoístas y la tiranía de los hombres malos. Bendito sea aquel pastor que en nombre de la caridad y de la buena voluntad saque a los débiles del valle de la oscuridad. Porque él es el auténtico guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos. ¡Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquellos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos! ¡Y tú sabrás que mi nombre es Yahvé, cuando caiga mi venganza sobre ti!

Jules Winnfield (Samuel L. Jackson). Pulp Fiction.

lunes, 20 de diciembre de 2010

No son gigantes - Rosendo


Cómo me he podido equivocar
con lo que a mí me cuesta,
habiendo recorrido la mitad
para que usted me entienda.

Ya no soy el elegido
ni se me tiene en cuenta.
Impotente y confundido
y la bragueta abierta.

Puro imperativo personal,
rectificar urgente.
Es un descuido que me sabe mal
indiscutiblemente.

Te he visto mejor servido
colorear las fiestas
y si te quedaste dormido
ahí tienes la respuesta.

Es importante no negar tinieblas,
no son gigantes,
no le des más vueltas.

Cómo me he podido equivocar
con lo que a mí me cuesta,
habiendo recorrido más de la mitad
para que usted me entienda.

Es importante no negar tinieblas.
No son gigantes,
no le des más vueltas.

Es muy importante no negar tinieblas,
no son gigantes,
no le des más vueltas.

Cómo me he podido equivocar,
con lo que a mí me cuesta.

Rosendo Mercado.

Pues eso, que no son gigantes. Si le sigo dando vueltas al asunto me voy a romper el cuello y así no hay quien coma queso. Ya es difícil que me equivoque yo en estas cosas, y más sabiendo lo que arriesgo y que nunca me gusta dar un paso en falso, pero en fin... Habrá que seguir caminando, que en este pozo de mierda si te quedas parado te puede arrastrar un mojón y llevarte al fondo.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Maestros astilla y discípulos que son un leño.

Tal y como están las cosas no creo que a nadie le sorprenda saber que, a pesar de todo lo rata que soy, tengo un discípulo a mi cargo en el trabajo. Hablar de él en cuestiones no laborales supondría un duro estudio sobre zoología. Yo soy un ratón, él es un poco cerdo... Pero no quiero llegar ahí, sino al montón de cosas que se me pasan por la cabeza ahora que al pajarillo (vaya, hoy va de símiles con animales la cosa) vuela solo.
No soy un buen maestro porque me cuesta mucho ponerme en el papel del que enseña y no del que aprende. Me imagino que en el fondo no es más que una cuestión de no querer asumir la responsabilidad de enseñar, porque lo mío es más bien aprender como una esponja y, sobre todo, porque no considero que esté en condicones de darle a nadie lecciones sobre nada, ni siquiera sobre algo que me gusta tantísimo como mi trabajo. Aún así, a pesar de todo esto, es muy cierto que me crezco mucho cuando alguien pone interés y no me impota vaciarme y contar todo lo que sé -ojo, contar no es enseñar- muy alegremente. En este caso se juntaron el hambre con las ganas de comer: mi escasa capacidad de transmitir conocimientos con el nulo interés del becario en aprender.
La situación durante estos meses me ha resultado tan tensa como desesperante, y he pasado por todo tipo de estados mentales: frustración, indignación, ira... Al final me ha podido la dejadez, que era lo que más temía de todo. Traté de evitar esto con tantas ganas que le planteé la situación a una de las personas que fue mi antiguo maestro y me llovió la inevitable bronca porque, y eso es evidente, algo estaba yo haciendo mal si no conseguía motivarle como otros me motivaron a mí. Hice el esfuerzo, y terminé por rendirme. Un comportamiento indigno de una rata.

Splinter, maestro, haré que te sientas orgulloso de tu discípulo.

El día dos de Enero habrá becario o -si me estás escuchando ayúdame, Superman- becaria nueva. Y volveré a intentarlo. Es lo bueno de ser bipolar, que renuevo las ilusiones tan pronto como las he perdido. Y la verdad que estoy deseando ser, por una vez, un buen maestro y que la beca le sirva a alguien de algo tantísimo como me sirvió a mí en su momento. Y si lo que viene es un leño, habrá que moldearlo hasta que lo pulamos y lo convirtamos en un trozo de madera útil. En una silla, por ejemplo.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Profesionalizando el alcoholismo.

Anoche un grupúsculo de ratas -unas más habituales que otras, pero todas conocidas- nos juntamos para tajarnos hasta que perdimos un poco el control sobre nuestros actos. Es la primera de la larga lista de borracheras navideñas que se avecinan entre reuniones con viejos amigos, fiestas de empresa, comidas familiares y demás actos sociales que tienen por único objetivo beber como si el alcohol fuese a desaparecer de la faz de la tierra al día siguiente. Es la profesionalización del alcoholismo, y solo falta que nos den dinero a cambio en lugar de pagar por ello.
Estamos manteniendo a flote a la industria cervecera, deberían agradecérnoslo.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Beast of burden - The Rolling Stones


I'll never be your beast of burden
My back is broad but it's a hurting
All I want is for you to make love to me
I'll never be your beast of burden
I've walked for miles my feet are hurting
All I want is for you to make love to me
Am I hard enough
Am I rough enough
Am I rich enough
I'm not too blind to see
I'll never be your beast of burden
So let's go home and draw the curtains
Music on the radio
Come on baby make sweet love to me
Am I hard enough
Am I rough enough
Am I rich enough
I'm not too blind to see
Oh little sister
Pretty, pretty, pretty, pretty, girl
You're a pretty, pretty, pretty, pretty, pretty, pretty girl
Pretty, pretty
Such a pretty, pretty, pretty girl
Come on baby please, please, please
I'll tell ya
You can put me out
On the street
Put me out
With no shoes on my feet
But, put me out, put me out
Put me out of misery
Yeah, all your sickness
I can suck it up
Throw it all at me
I can shrug it off
There's one thing baby
That I don't understand
You keep on telling me
I ain't your kind of man
Ain't I rough enough, ooh baby
Ain't I tough enough
Ain't I rich enough, in love enough
Ooh! Ooh! Please
I'll never be your beast of burden
I'll never be your beast of burden
Never, never, never, never, never, never, never be
I'll never be your beast of burden
I've walked for miles and my feet are hurting
All I want is you to make love to me
I don't need beast of burden
I need no fussing
I need no nursing
Never, never, never, never, never, never, never be.

The Rolling Stones.

Posiblemente fue una de las primeras canciones que escuché hablando del fenómeno del pagafantismo y tampoco le di nunca demasiada importancia al asunto. Hasta que fui consciente de que soy un rata, y entonces todo tuvo bastante más sentido del que tenía en un principio. Di lo mejor de mí, y tengo un lomo lo suficientemente ancho como para cargar con eso y con más, pero hasta aquí.
Soy una rata, pero tengo mi orgullo. Que a nadie le extrañe cuando salga de la alcantarilla y empiece a morder a la gente.

Desde mi alcantarilla.

Ser una rata en Madrid es muy jodido. Y más en estas fechas, con la de humedad que hay aquí abajo y el puto frío que hace que se te hielen hasta los bigotes.
A nadie le importa, supongo. Somos ratas. Pasamos desapercibidas incluso entre nuestros propios semejantes. Nos ignoramos, caminamos mirando hacia abajo buscando nuestro trozo de queso sin importar a quién pisamos o a quién dejamos atrás. Yo, mi, me, conmigo. Actuar sin calcular las consecuencias ni a quién nos llevemos por delante. Sin mirar nunca hacia atrás, sin pensar en nada más que no sea yo. Y mi queso.
Somos ratas de ciudad. Por muy humanos que pensemos que somos.